Como sobrevivir a la Bilbao-Bilbao.

Este domingo se celebra la Bilbao-Bilbao, en esta edición de 115 kilometros, en la que por desgracia tampoco voy a participar, algunos de mis conocidos, que van a realizarla por primera vez, me preguntan de la mejor manera de hacerla terminando al final sin acabar exhaustos. Con el perfil y el recorrido en la mano, os voy a dar una serie de consejos que os pueden ayudar.

El primer consejo es fundamental, seguridad ante todo, no olvidarse el uso del casco, obligatorio, y tener cuidado con las montoneras, la prueba, hasta el parque tecnológico, es una prueba muy masificada, y conviene tener en cuenta de que vamos en pelotón y es muy probable que no podamos llevar nuestro ritmo y vayamos muchos kilometros encajonados sin poder adelantar. Ante todo calma, y cuidado, sobre todo cuesta abajo, todos los años hay varios accidentes así que extremad la precaución.

Circula por la parte más próxima a la derecha, cerca del arcen, y utiliza la parte de la izquierda del carril (evitar el carril contrario) para adelantar MIRANDO SIEMPRE que no te adelante alguién que va más rápido que tu, guarda algo de distancia con los que te preceden, y evita hacer afiladores…si puedes.

En las cuestas arriba no zigzaguees, sube un piñon o ponte de pies, pero vete recto en la carretera, ir en zig-zag solo hará que molestes a alguién que va más rápido que tu.

Si vais en grupo apliquemos eso de no ir más de dos en paralelo, si vamos cuatro contandonos nuestras historias ocuparemos el ancho del carril y molestaremos a los que vengan por detrás.

En cuanto al perfil: la primera parte es sencilla y de calentamiento, vete calentando poco a poco hasta llegar a Barrika, allí te encontraras una pequeña subidita que hay que afrontar sin gran esfuerzo pero sin emular a Pantani, manten ritmo y vete siempre un punto por debajo de tu ritmo.

perfilbilbao

La primera tachuela es artebakarra, un puertecillo corto pero que va exigiendo algo de esfuerzo y empezará a hacernos sudar, no desfondarnos y reventarnos, estamos comenzando todavía y nos quedan 86 kilometros.

Unos kilometros depues subiremos Umbe, este puerto es más largo, aunque no tiene subidas fuertes y se sube, siempre sin darlo todo, de una manera bastante cómodo, la bajada es espectacular, extremad la precaución porque algun año he llegado a alcanzar 70 Km/h y ha habido ciclistas que me han adelantado en ese tramo.

El siguiente tramo, hasta el avituallamiento en el Parque Tecnológico, es una tramo llano y sencillo por el que se circula sin ningún problema ni esfuerzo.

El avituallamiento está bien montado pero ello no implica que no debamos bajarnos de la bicicleta y tardemos un cuarto de hora en cruzar las lineas, siempre con la bicicleta en la mano. Tras recoger las viandas aprovechad para comer algo por alli, y reponer líquidos. Seamos civilizados y dejemos los desperdicios en los contenedores que habilitan para ello.

En ese momento hay que decidir, y os aconsejo que os lo planteeis, o seguir la prueba, y los siguientes 50 kilometros son más duros que los anteriores, o retirarse, salir a Erletxes y retomar allí el recorrido de la prueba hasta la Meta ahorrandonos unos cuarenta kilometros y el puerto más alto.

Para los que deseen continuar, nada más salir del avituallamiento, y con el cuerpo un poco frio por el parón, nos encontraremos con Artebakarra, una tachuelita que su pendiente media es del 3% y la máxima del 4,5%.

DE allí llegamos a Mungia, desde Mungía hasta comenzar el alto de Gerekiz, la carretera parece lisa pero, poco a poco, va picando hacía arriba. Gerekiz es un puerto corto y que no reviste mayor dificultad que la de los kilometros que llevamos hechos.

Tras Gerekiz viene Morga (O Aretxabalgane), el puerto estrella de la prueba, comienza con una rampa fuerte (hasta el 9%) que se suaviza al llegar al barrio de Andra Mari y vuelve a pronunciarse hasta llegar a la cima. Son unos cuatro kilometros y medio de subida a baja velocidad, que por momentos se nos va a hacer eternos, si vamos justos de fuerzas sentiremos esa sensación de parecer que nunca se acaba, pero, creedme, se acaba, y cuando cruzas el alto te da un subidón que te empuja hasta el final de la prueba.

La bajada es pronunciada hasta Goikolexea, por lo que recomiendo, tambien, precaución. Tras la bajada el resto de la prueba es prácticamente llana hasta el único puerto que no se menciona en níngun sitio: el puerto de Begoña.

La entrada a Bilbao, desde la rotonda de Ibarsusi, hasta los tuneles de Begoña son cuesta arriba, en si son una cuesta sencilla, asequible, recta, pero en ese momento llevamos ya 110 kilometros entre pecho y espalda y, a algunos se les atraganta, id precavidos y pensad que esto ya se ha acabado…casi.

Al circular por Bilbao extremad la precaución, sobre todo si llegais tarde, porque ya habrán retirado parte de la señalización y los cortes de tráfico ya no existiran y es posible que debais de circular como un dia normal (parando en los semáforos, cediendo el paso, etc..).

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Categorias