Peligros en los Bidegorris (I): Gente corriendo.

Alonsotegi[1]En estos ultimos años se han construido gran cantidad de kilometros de bidegorris, con el fin de salvaguardarnos, a los usuarios de las bicicletas, de los peligros de tráfico de motor. En parte eso se ha conseguido, pero, con el exito que estan teniendo estas vías, se está produciendo una saturación de uso que está derivando en situaciones peligrosas.

Vamos a dedicar una serie de artículos a hablar de los peligros que nos podemos encontrar en un bidegorri, con especial atención a aquellas situaciones que pueden provocar un riesgo de daño físico, ya no solo a nosotros sino a los que nos rodean.

La verdad es que muchas de las situaciones, comoiremos comentando en esta serie de entradas, son facilmente solucionables con un poco de sentido común y saber anticiparnos y ser considerados con el resto de los usuarios.

Gente corriendo.

Cosa muy frecuente en los bidegorris urbanos, como los de Bilbao, es encontrarnos con gente que utiliza estas vías para realizar sus entrenamientos de running; como corredor popular que soy, aparte de cicloturista, yo también suelo utilizar, en algunos tramos, parte de algún bidegorri como zona de entrenamiento. Eso hace que, cuando voy en bici y veo a alguíen corriendo intento ponerme en su lugar y no me importa cambiarme de carril o variar un poco mi trayectoria.

Hay que entender el porque de esta práctica; a nivel físico, el golpeo de la zancada de sobre asfalto es menos traumático que el mismo golpeo, sobre baldosa, para las artículaciones de las extremidades inferiores; y como ademas, un corredor puede dar miles de zancadas, el beneficio para ellos es sustancionso, sobre todo en lesiones por acumulación de microtraumatismos del golpeo. Aparte está que, en algunas zonas, por la aglomeración de gente caminando, es más seguro para todos ir por el bidegorri ya que la velocidad de un corredor es mas proxima a la de un ciclista que a la de un paseante.

Claro que, también hay abusos, a veces, cuando van un grupo de corredores, suelen ir ocupando su carril y parte del que va en sentido contrario, lo que te dificulta, no solo en adelantarlos, sino también a la hora de cruzarte con ellos, que puede ser que no encuentres la distancia suficiente. Normalmente cuando vienen de frente no suele haber problemas, porque si vas de frente te ven y se encargan de dejarte el sitio, o si vas de espalda les avisas y se apartan rapidamente; pero a veces tambien hay maleducados (que los hay en todas las modalidades) que no solo no te facilitan el paso, sino que te lo dificultan.

Normalmente, y como he dicho al principio, el mayor problema es no saber ponernos en el pellejo de los demás y no facilitar el paso o el transito entre todos, algo de sentido común ya que, tanto rodando como corriendo, el impacto se lo va a llevar nuestro cuerpo.

Guardar

Un comentario sobre “Peligros en los Bidegorris (I): Gente corriendo.”

  1. Pingback: aupatu.com

Los comentarios están cerrados.