Arreglar un pinchazo en plena ruta.

Todo aquel que ande en bicicleta, todos sin excepción, van a pinchar en ruta en algún momento, tanto los que nunca han pinchado como los que lo hemos hecho en repetidas ocasiones, es nuestro sino, las ruedas con estancas y estan rellenas de aire, lo que las hace susceptibles de sufrir este tipo de avería.Pero no es ningún drama, vamos que ver que debemos hacer en estos casos y que tipo de materiales podemos llevar para repararlo y que no se nos fastidie el paseo o entrenamiento y podamos continuar con la ruta sin más.

1º.- Bomba + Cámara + Palancas.

El clásico, queremos solucionar rápido y seguir para ello solo debeis llevar una camara de repuesto (de vuestra medida), una bomba de hinchado (a poder ser de esas pequeñitas que hay ahora), y unas palancas para desmontar la cubierta.

La operativa es bien sencilla, desmontamos la rueda, quitamos la cámara pinchada, revisamos por dentro de la cubierta (porque es muy común que el pincho se haya quedado clavado y nos pueda pinchar la cámara puesta), montamos la cámara e hinchamos. Cuando lleguemos a casa ya pondremos el parche con tranquilidad y calma.

¿Que necesitamos?:

2º Bomba + Palancas + Parches.

Todavía hay quien arregla los pinchazos en ruta poniendo el parche a la cámara (lo he visto, os lo juro), o, quien tiene la mala suerte de pinchar dos veces y solo llevar una cámara de recambio. Entonces debemos utilizar el viejo remedio del parchecito…

La verdad es que hoy en día tenemos alternativas mucho más cómodas al parche tradicional, se trata de los parches autosellantes. Son parches que ya vienen preparados para pegarse por si solos a la zona dañada de la cámara, lo que nos evita trasladar el bote entero con la disolución (ocupa la cuarta parque que una caja de parches tradicional.

Eso si, son bastante mas caros, por lo que recomiendo que los dejeis para reparaciones en ruta y en casa, con calma utiliceis los parches convencionales de vulcanización.

¿Que necesitamos?:

3º Relleno de cubierta.

Este es un método de emergencia, para cuando hemos pinchado y no tenemos cámara, ni parches ni nada… y la posibilidad de volver a casa andando es complicada y no tenemos quien nos recoja o traslade.

Vamos a rellenar la cubierta muy generosamente de cualquier material que encontremos y que nos haga de “camara” entre la llanta y la cubierta. Ojo, debe ser un material que sea capaz de absorber nuestro peso y los posibles baches, por ejemplo hierba verde, trapos viejos que encontremos, etc…

Os recuerdo que este es solamente un método de emergencia y lo debeis utilizar en tales casos, ya que, de no hacerlo bien correis el riesgo de romper la rueda o de daros un buen golpe. Con este tipo de relleno debeis, ademas, cuidar la velocidad y evitar las zonas bacheadas.

Guardar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Categorias